info@diversionyaprendizaje.com

Actividades divertidas y educativas para niños en casa.

20 Ideas Divertidas y Educativas para Preescolares en Casa

Hola! En este blog encontrarás ideas para compartir con los niños en casa mientras aprenden. Los primeros años de vida de un niño son fundamentales para su desarrollo cognitivo, emocional y social. Durante este tiempo, es crucial proporcionarles experiencias estimulantes y enriquecedoras que les ayuden a explorar el mundo que les rodea mientras desarrollan habilidades importantes. Para ayudar a los padres, niñeras y abuelos en esta tarea, aquí presentamos una lista de 20 actividades divertidas y educativas para preescolares en casa:




1. Cantar Canciones Infantiles

Las canciones infantiles son una herramienta poderosa para el desarrollo del lenguaje y la comunicación en los niños pequeños. Además de ser divertidas, las canciones ayudan a los niños a memorizar palabras, entender la estructura del lenguaje y desarrollar habilidades sociales al cantar en grupo. Dedica tiempo a cantar con tu hijo, utilizando gestos y movimientos para hacer la experiencia aún más interactiva.

Aporta al desarrollo:

  • Lenguaje y comunicación: Ayuda a los niños a memorizar palabras, entender la estructura del lenguaje y desarrollar habilidades sociales al cantar en grupo.
  • Desarrollo emocional: Fomenta la expresión de emociones a través de la música y el movimiento.

2. Explorar el Cajón de Arena

A pesar de su mala reputación por cuestiones de higiene, los cajones de arena ofrecen a los niños una oportunidad invaluable para explorar texturas, experimentar con el agua y la arena, y desarrollar habilidades sociales mientras juegan con otros niños. Alentemos a los pequeños a construir castillos, excavar y crear formas, lo que fomenta la creatividad y la imaginación.

Aporta al desarrollo:

  • Habilidades motoras: Al excavar, construir y manipular la arena, los niños desarrollan la coordinación mano-ojo y la motricidad fina.
  • Desarrollo social: Promueve el juego cooperativo y el intercambio de ideas con otros niños.

3. Jugar al Escondite con Objetos

Este juego fomenta el desarrollo de la memoria y la capacidad de conceptualización en los niños. Esconde objetos familiares en la casa y guía a tu hijo mientras los busca, utilizando indicaciones simples como «encima», «debajo» o «al lado». Además de fortalecer la memoria, este juego también ayuda a los niños a comprender la noción de permanencia del objeto.

Aporta al desarrollo:

  • Memoria y atención: Ayuda a los niños a recordar la ubicación de los objetos y a prestar atención a las pistas visuales y verbales.
  • Desarrollo cognitivo: Introduce conceptos como la permanencia del objeto y la comprensión de las relaciones espaciales.

4. Construir con Cubos

Los juegos de construcción con cubos son excelentes para desarrollar la motricidad fina y la coordinación mano-ojo en los niños pequeños. Mientras apilan y construyen con los cubos, los niños están mejorando sus habilidades de resolución de problemas y aprendiendo conceptos básicos de matemáticas, como el orden y la clasificación.

Aporta al desarrollo:

  • Habilidades matemáticas: Los niños exploran conceptos como el tamaño, la forma y el orden mientras apilan y clasifican los cubos.
  • Resolución de problemas: Fomenta la experimentación y el pensamiento crítico al construir y resolver desafíos de diseño.

5. Jugar a Encontrar las Parejas

Este juego de asociación ayuda a los niños a desarrollar habilidades de clasificación y discriminación visual mientras buscan objetos idénticos. Utiliza pares de objetos simples, como calcetines o cartas, y anima a tu hijo a encontrar las parejas correspondientes. Este juego también es una excelente manera de introducir conceptos como el color y el tamaño.

Leer También:  La importancia de la lectura en la infancia y cómo promoverla.

Aporta al desarrollo:

  • Habilidades de observación: Los niños practican la discriminación visual y la concentración al buscar objetos idénticos.
  • Clasificación y comparación: Introduce conceptos como el color, la forma y el tamaño al emparejar objetos.

6. Explorar con Plastilina

La plastilina es una herramienta versátil que estimula la creatividad y la imaginación en los niños pequeños. Al amasar, modelar y crear con plastilina, los niños están desarrollando habilidades motoras finas y experimentando con formas y texturas. Además, la plastilina ofrece una salida emocional y sensorial para los niños que pueden encontrarla relajante.

Aporta al desarrollo:

  • Creatividad e imaginación: Los niños experimentan con formas y texturas, creando obras de arte únicas.
  • Habilidades motoras: Amasar, estirar y modelar la plastilina fortalece los músculos de las manos y los dedos.

7. Leer Cuentos Juntos

La lectura de cuentos es una actividad reconfortante que fortalece el vínculo entre padres e hijos mientras fomenta el amor por la lectura desde una edad temprana. Elije libros con ilustraciones coloridas y narrativas simples que capturen la atención de tu hijo y anímale a participar en la historia haciendo preguntas y señalando detalles en las imágenes.

Aporta al desarrollo:

  • Lenguaje y alfabetización: Mejora el vocabulario, la comprensión auditiva y la capacidad de narración de los niños.
  • Desarrollo emocional: Facilita la identificación y expresión de emociones a través de personajes y situaciones ficticias.

8. Resolver Puzles de Encajar Piezas

Los puzles de encajar piezas son una excelente manera de desarrollar la coordinación mano-ojo y las habilidades de resolución de problemas en los niños pequeños. Comienza con puzles simples de piezas grandes y aumenta gradualmente la dificultad a medida que tu hijo gane confianza y habilidad. Esta actividad también fomenta la paciencia y la perseverancia en los niños.

Aporta al desarrollo:

  • Coordinación mano-ojo: Los niños practican la precisión y el control al encajar las piezas en su lugar.
  • Pensamiento espacial: Desarrolla la percepción visual y la capacidad de visualizar formas y patrones.

9. Pintar con los Dedos

La pintura con los dedos es una experiencia sensorial y creativa que permite a los niños explorar colores y texturas de una manera única. Proporciona pinturas no tóxicas y papel grueso para que tu hijo pueda expresarse libremente a través del arte. Esta actividad también es una excelente manera de desarrollar habilidades motoras finas y experimentar con mezclas de colores.

Aporta al desarrollo:

  • Expresión artística: Permite a los niños explorar colores y texturas mientras crean obras de arte personalizadas.
  • Relajación y autoexpresión: La pintura con los dedos puede ser terapéutica y ayudar a los niños a liberar tensiones y emociones.

10. Jugar a Imitar Animales

Este juego de imitación es una forma divertida de enseñar a los niños sobre el reino animal mientras desarrollan habilidades motoras y de coordinación. Escoge diferentes animales y anima a tu hijo a imitar sus movimientos y sonidos, como saltar como un conejo, caminar como un elefante o rugir como un león. Además de ser divertido, este juego también fomenta la creatividad y la imaginación.

Aporta al desarrollo:

  • Coordinación y equilibrio: Los niños practican movimientos físicos mientras imitan los comportamientos de diferentes animales.
  • Conciencia corporal: Promueve la conexión mente-cuerpo al experimentar con posturas y gestos corporales.
Leer También:  Cómo estimular el desarrollo cognitivo en la infancia

11. Plantar un Jardín

La jardinería es una actividad educativa y terapéutica que enseña a los niños sobre el ciclo de vida de las plantas mientras fomenta el cuidado y la responsabilidad. Dedica un rincón del jardín o utiliza macetas para plantar flores, hierbas o vegetales con tu hijo, enseñándoles sobre la importancia del sol, el agua y los nutrientes para el crecimiento de las plantas.

Aporta al desarrollo:

  • Conciencia medioambiental: Enseña a los niños sobre la importancia de cuidar y respetar el medio ambiente al cultivar plantas.
  • Responsabilidad y paciencia: Promueve el cuidado regular de las plantas y la espera paciente para ver su crecimiento y desarrollo.



12. Cocinar Juntos

La cocina ofrece una oportunidad invaluable para enseñar a los niños sobre nutrición, matemáticas y ciencia mientras desarrollan habilidades prácticas como mezclar, medir y verter. Elige recetas simples y seguras que tu hijo pueda ayudar a preparar, como galletas, batidos o ensaladas, y anima a tu hijo a participar en todas las etapas del proceso, desde la preparación hasta la limpieza.

Aporta al desarrollo:

  • Habilidades culinarias: Introduce a los niños en el mundo de la cocina, enseñándoles sobre ingredientes, medidas y técnicas de cocina.
  • Conciencia nutricional: Fomenta la comprensión de la importancia de una alimentación saludable y equilibrada.

13. Jugar a las Adivinanzas

Las adivinanzas son una forma divertida de estimular el pensamiento crítico y el razonamiento en los niños mientras desarrollan habilidades lingüísticas y cognitivas. Elije adivinanzas simples y adecuadas para la edad de tu hijo y anímale a pensar en las pistas y adivinar la respuesta correcta. Esta actividad también es una excelente manera de fomentar la creatividad y la imaginación.

Aporta al desarrollo:

  • Pensamiento crítico: Estimula la capacidad de análisis y resolución de problemas al buscar pistas y deducir la respuesta.
  • Desarrollo lingüístico: Mejora el vocabulario, la comprensión y la expresión oral al trabajar con palabras y definiciones.

14. Hacer Manualidades con Materiales Reciclados

La creación de manualidades con materiales reciclados es una forma económica y sostenible de fomentar la creatividad y la imaginación en los niños. Reúne materiales como cartón, botellas de plástico, tapones de corcho y papel de revistas y anima a tu hijo a crear obras de arte únicas utilizando su imaginación y habilidades motoras finas.

Aporta al desarrollo:

  • Creatividad y originalidad: Estimula la imaginación al transformar materiales cotidianos en obras de arte únicas.
  • Conciencia medioambiental: Enseña a los niños sobre la importancia del reciclaje y la reutilización de materiales para reducir residuos.

15. Organizar un Desfile de Moda

Este juego de rol fomenta la creatividad, la confianza en sí mismo y el trabajo en equipo en los niños mientras se divierten vistiendo disfraces y desfilando por la pasarela. Reúne una variedad de disfraces y accesorios de vestir y organiza un desfile de moda en casa, animando a tu hijo a expresarse y mostrar su personalidad a través de la moda.

Aporta al desarrollo:

  • Autoexpresión y confianza: Permite a los niños expresar su personalidad y estilo a través de la moda y la actuación.
  • Trabajo en equipo: Fomenta la colaboración y la coordinación al planificar y ejecutar el desfile con otros niños.

16. Jugar a los Juegos de Mesa

Los juegos de mesa ofrecen una oportunidad invaluable para enseñar a los niños sobre reglas, turnos y estrategia mientras desarrollan habilidades sociales y emocionales. Elige juegos simples y adecuados para la edad de tu hijo, como juegos de memoria, juegos de contar o juegos de emparejar, y anímale a participar activamente mientras aprende y se divierte.

Leer También:  Cómo preparar a tu hijo para la transición a la escuela primaria.

Aporta al desarrollo:

  • Habilidades sociales: Promueve el juego cooperativo, la comunicación y el respeto por las reglas y los turnos.
  • Pensamiento estratégico: Desarrolla la capacidad de planificación y toma de decisiones al enfrentarse a diferentes situaciones de juego.

17. Organizar una Fiesta de Té

Una fiesta de té es una actividad social y educativa que enseña a los niños sobre modales, etiqueta y trabajo en equipo mientras fomenta la creatividad y la imaginación. Prepara una selección de bocadillos saludables y bebidas para tu hijo y sus amigos y organiza una fiesta de té en casa, animándolos a vestirse con sus mejores atuendos y a participar en juegos y actividades temáticas.

Aporta al desarrollo:

  • Etiqueta y modales: Introduce a los niños en normas sociales básicas como saludar, dar las gracias y compartir.
  • Desarrollo social: Fomenta la interacción y el compañerismo entre los niños mientras comparten comida y conversación.

18. Construir un Fuerte de Mantas

La construcción de un fuerte de mantas es una actividad creativa y colaborativa que fomenta la imaginación y el trabajo en equipo en los niños mientras desarrollan habilidades de resolución de problemas y planificación. Utiliza sábanas, mantas y cojines para construir un fuerte acogedor en el salón y anima a tu hijo a decorarlo y personalizarlo con almohadas y juguetes.

Aporta al desarrollo:

  • Creatividad y planificación: Los niños diseñan y construyen su propio espacio imaginario, desarrollando habilidades de resolución de problemas.
  • Trabajo en equipo: Fomenta la colaboración y el compromiso al trabajar juntos para construir y decorar el fuerte.

19. Jugar al Teléfono Roto

Este juego de comunicación fomenta el desarrollo del lenguaje y la escucha activa en los niños mientras se divierten pasando mensajes de boca en boca. Reúne a un grupo de niños y siéntalos en círculo, luego susurra un mensaje corto al oído del primer niño y anímale a pasarlo al siguiente niño en el círculo. Al final, compara el mensaje original con el que recibió el último niño y rían juntos de cómo cambió durante el juego.

Aporta al desarrollo:

  • Desarrollo del lenguaje: Mejora la escucha activa y la claridad en la comunicación al pasar mensajes de manera efectiva.
  • Divertirse con la comunicación: Introduce la noción de cómo pueden malinterpretarse o cambiar los mensajes, fomentando la adaptabilidad y la creatividad.

20. Practicar Yoga para Niños

El yoga para niños es una actividad física y emocional que promueve la relajación, la concentración y el equilibrio mientras desarrolla habilidades motoras y coordinación. Dedica tiempo a practicar posturas simples de yoga con tu hijo, como el árbol, la cobra o el perro boca abajo, y anímale a respirar profundamente y a conectarse con su cuerpo y su mente.

Espero que estas ideas sean útiles para ti y para los pequeños. ¡Diviértanse explorando y aprendiendo juntos! Si necesitas más sugerencias o tienes alguna otra pregunta, no dudes en pedirlas.

  • Bienestar físico y emocional: Promueve la relajación, la concentración y el equilibrio físico y mental.
  • Conciencia corporal: Ayuda a los niños a conectarse con su cuerpo, mejorar la postura y desarrollar la coordinación y la flexibilidad.
(Visited 7 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *